Café Americano: todo lo que necesitas saber

El café americano es considerado como uno de los más reconocidos y extendidos de todo el planeta.

Cuando en España pedimos un café americano, muchas veces no sabemos con qué nos vamos a encontrar en nuestra taza: un café largo, un espresso con más agua aparte, un café de filtro… Son varias las combinaciones “sorpresa” que podemos encontrar, pero la realidad de un gran café americano es diferente a esa. Aunque puedan existir varias recetas, en Cafés El Criollo te queremos desvelar la manera ideal.

¿Qué es el café americano?

El café americano o american coffee es un tipo de preparación de procedencia estadounidense, en la que se diluye el café espresso en agua caliente, reduciendo así la intensidad de su sabor, pero, ¿conoces su historia?

Hay que decir que existe un cierto debate con qué es exactamente el café americano. Hay una opinión más extendida que afirma que es un café de filtro, es decir, como se prepara, de forma tradicional, en Estados Unidos. Sin embargo, para otras personas, un café americano se trata de un espresso largo con agua caliente.

En ambos casos, el café tiene que ser un café suave y que contenga más agua que el expreso.

¿De dónde viene el café americano?

El café americano, sin ninguna duda, cuenta con un origen más que curioso. Para conocer cómo se creó esta bebida, debemos remontarnos a la Segunda Guerra Mundial (1939-1945). Se dice que los soldados americanos presentes en Italia, consideraban el gusto del café expreso como demasiado fuerte para lo que estaban acostumbrados. Según cuenta la leyenda, además, estos mismos soldados no estaban muy convencidos con tomar el café en las pequeñas tazas de espresso que servían los italianos. Ellos querían una taza de mayores dimensiones y añadían el agua en ella.

Asimismo,  para que el café tuviera menos intensidad y hacerlo más parecido al café de filtro al que los militares estadounidenses estaban acostumbrados, decidieron diluir el espresso en agua caliente, resultando así una bebida más suave y dulzona, con una menor cantidad de cafeína por taza.

¿Sabías que el café americano es una de las bebidas más ligeras porque contiene una menor proporción de café?

«El origen del café americano se remonta a la Segunda Guerra Mundial, cuando los soldados estadounidenses decidieron añadir agua caliente al típico café espresso italiano»

¿El café americano tiene buen sabor?

Al contrario de lo que puedas creer, el café americano, como hemos dicho, es más suave que un expreso debido a que lleva una cantidad más alta de agua.

Si alguna vez has pedido un café americano y su regusto no ha sido muy agradable, seguramente habrá sido porque han optado por dejar pasar más tiempo el agua a través del café molido en la cafetera para conseguir una bebida más larga. Sin embargo, no es buena idea. Se consigue así un café fuerte y amargo que nada tiene que ver con el americano.

Por esta razón, la solución para disfrutar de un magnífico café es recurrir a su receta tradicional. De hecho, podemos disfrutar fácilmente de él desde tu hogar.

Cómo hacer café americano.

Preparar un buen café americano, como si fueras un auténtico barista, es bastante sencillo y solo necesitaremos los siguientes ingredientes:

Como puedes ver, no necesitamos añadirle nada de leche, ya que el café americano no admite este ingrediente. En ese caso, estaríamos hablando de otro tipo de café, pero no de un americano. A continuación, te sugerimos la siguiente receta:

café americano

Vamos con la receta del café americano.

  • Primero, necesitamos preparar la medida de un café espresso en una cafetera para introducirlo en una taza de tamaño grande.
  • Mientras dejamos la cafetera en el fuego, es el momento de pensar en cómo hacer más largo el expreso. Para que quede un café americano perfecto, necesitamos más agua, así que prepararemos una tetera o recipiente con agua que pondremos a hervir. Una vez servido este «espresso«, verteremos el agua caliente sobre este, y ya solo quedará añadir azúcar al gusto (nosotros no lo añadiremos ya que preferimos disfrutar del aroma y sabor natural del café).
  • Al igual que hicieron los italianos con esos soldados estadounidenses que querían rebajar sus expresos, una vez que tengamos servido este «espresso«, verteremos el agua caliente sobre este. Nuestro consejo es que no añadas todo el agua directamente al café, sino que lo hagas con moderación para poder regular de esta manera la intensidad el café hasta dejarlo como cada uno quiera. Así se marca en la receta original.
  • Ya solo quedará añadir azúcar al gusto (nosotros no lo añadiremos ya que preferimos disfrutar del aroma y sabor natural del café).

Después de prepararlo lo que toca es… ¡disfrutarlo! Si sigues los pasos de esta forma de prepararlo, podrás comprobar por ti mismo que el café americano no necesita ningún tipo de leche para rebajar su sabor o intensidad, ya que su sabor es suave y delicioso.

Si, como nosotros, eres amante del café, puedes encontrar otras recetas y preparar el que mejor se adecúe a ti, además puedes aprender curiosidades sobre el café en nuestro blog echar un vistazo a nuestra tienda online, donde encontrarás una amplia gama de cafés de origen 100% arábica que harán una delicia de tu paladar. Hay muy pocas cafeteras que preparan café americano, por ello, se recomienda realizar en casa una preparación de manera manual, siguiendo los tres pasos que hemos citado anteriormente.

Para que elabores esta y otras recetas de café americano, te recomendamos nuestro café Casa Ruiz, Matinilla, Huatusco y Finca Chalum. Son cafés americanos de una excelente calidad. Para prepararlos necesitas un papel de filtro y con una molienda media, el café caerá sin grumos.

No olvides que para hacer café americano es muy importante el punto de molido, el agua y el tipo de taza de café con la que mejor te sientas. Así conseguirás un café perfecto y con un sabor inigualable. De manera orientativa te recomendamos que utilices 7 u 8 gramos de café por cada 100 ml de agua.

café americano

Otros artículos que te pueden interesar