¿Cómo se hace té chai latte?

El té chai se ha convertido en una de las bebidas de moda debido a sus grandes propiedades y su sabor dulce que lo hace irresistible. Si quieres saber cómo se hace té chai latte en casa de una manera fácil y deliciosa, ¡te lo contamos a continuación!

La historia del té chai

Dice la leyenda que fue un rey indio, quién creó una bebida con intención de que esta limpiase el cuerpo y el espíritu, el masala chai. En aquel momento esta bebida tan solo era una mezcla de especias infusionadas con agua, fría o caliente, pero sin rastro de hojas de té.

Tiempo después, en 1835, los británicos cultivaron plantas de té en Assam (India), lo que produjo que las hojas de té negro se incorporasen a las recetas de masala chai de aquella región junto a la leche y el azúcar.

En la actualidad, es una bebida muy común en India aunque cada región tenga sus propias variantes de la receta. De hecho, en las calles y trenes podemos encontrar a los chai wallah o vendedores de té; tal es el consumo de esta bebida que se estima una media de consumo de cuatro tazas de té chai diarias.

Cómo se hace té chai latte: la receta

Aunque, como hemos mencionado previamente, existen diversas variantes de la receta de chai latte, podemos decir que generalmente se prepara con: té negro, leche, especias y azúcar.

A continuación te contamos el proceso de elaboración, es muy sencillo y lo tendrás listo en 10 minutos:

Ingredientes

  • Té negro
  • Cardamomo
  • Clavo
  • Jengibre fresco
  • Canela en rama
  • Agua (preferiblemente de mineralización débil)
  • Endulzante (al gusto)
  • Leche o bebida vegetal
  • Canela molida (para decorar)
Cómo se hace té chai latte
Cómo se hace té chai latte
Cómo se hace té chai latte

Modo de preparación

Machacamos las especias (cardamomo, clavo, canela en rama y jengibre fresco) ligeramente con la ayuda de un mortero, esto permitirá que, al partirse, extiendan mejor todos sus aromas.

Pon a calentar agua, en la medida que necesites en función de la cantidad de té que quieras preparar, en un cazo o hervidor eléctrico y procura que no alcance los 95ºC (que no llegue a hervir).

Pon el filtro de la tetera con las hebras de té negro y la mezcla de especias previamente machacadas. Vierte el agua caliente en la tetera y espera entre 3 y 4 minutos para que se infusionen todos los aromas. Es muy importante que no sobrepases ese tiempo porque, a pesar de que este té no es amargo, se puede amargar si lo quemamos en exceso.

Si no quieres preparar tu mezcla de té chai en casa, una formas más rápida y práctica de obtenerlo es mediante una mezcla de té chai ya preparada, en la que se incluyen las hebras de té negro junto a las especias ya mezcladas. Es una opción muy apropiada y sencilla de utilizar. En este caso el proceso será hervir el agua de igual forma (sin que llegue a hervir), servir la cantidad deseada en una taza y meter la bolsita de té durante un máximo de 4 minutos para que la mezcla infusione.

Una vez tenemos la infusión de té chai preparada (en cualquiera de sus formas), para hacer el chai latte tenemos que llenar ¼ parte del recipiente en el que lo vayamos a servir con la infusión y el resto del recipiente con leche caliente. Si deseas endulzarlo, ahora será el momento aunque, ya tiene un toque dulzón.

Te recomendamos añadir espuma de leche por encima y canela molida para decorarlo.

Si prefieres un chai latte frío el proceso será igual, pero sustituyendo la leche caliente por leche fría y añadiendo algún hielo al gusto.

Y para un resultado frappé (o granizado), sigue el proceso del chai latte frío pero sustituye los hielos por hielo picado o triturado (puedes hacerlo tu con una trituradora o comprarlo ya picado).


Otros artículos que te pueden interesar