Depurador de agua

Para evitar los peligros que crea el agua la cafetera ha de ir equipada con un depurador de agua que se ha de cuidar constantemente. Si la resina que contiene, y que sirve fundamentalmente para retener la cal, no se regenera con sal con la periodicidad necesaria, deja de actuar, se carga de cal y no sirve para nada. Existen depuradores con regeneración automática, a los cuales basta con llenarles de sal un depósito y programarlos para que efectúen la regeneración a una hora en que el establecimiento esté cerrado y no entorpezcan el trabajo, su precio, lógicamente, es bastante más alto que el normal, sin embargo esta inversión es muy rentable porque asegura el logro de una buena taza de café, la eliminación de operaciones engorrosas y el ahorro de averías.
« Back to Glossary Index

Descubre nuestros productos más vendidos