Historia del Café

Un buen café es una buena excusa para reunir a los tuyos, para quedar con antiguos amigos, para conocer a gente nueva, para dar consejos y contar confesiones. En resumen, el café es como una chispa de magia que se puede beber.

¿Quién no empieza mejor el día con un café? En este artículo vamos a tratar de explicar el origen de una bebida tan consumida en todo el mundo, la historia del café.

Dónde surgió: Origen e historia del café

La historia del café y cómo se extendió el cultivo de una de las bebidas más consumidas en el mundo es muy atractiva y se remonta al siglo XIII, aunque sigue sin conocerse el origen del café ciertamente.

Son muchas las historias y mitos que se cuentan acerca de cómo se originó el café, esta bebida tan conocida mundialmente. Se cree que fueron los ancestros etíopes los primeros en descubrir y reconocer todos los beneficios de los granos de la planta del café, como por ejemplo su efecto energizante. Sin embargo, de momento no se ha hallado ninguna evidencia directa que indique en qué parte de África se empezó a cultivar la planta. Tampoco que existiera antes del siglo XVII, pero eso se debe a que en esos años no existía la escritura.

cafés de origen

La leyenda del pastor y sus cabras

Una de las leyendas más famosas y divertidas cuenta que fue un pastor de cabras quien descubrió las particularidades energizantes de los granos de la planta de café.

Kaldi, así es como se llamaba el famoso pastor de cabras, estaba sacando a pastar a las cabras por las laderas de Kaffa, en Abisinia. Sus cabras se extraviaron y acabaron un poco más lejos de donde habitualmente pastaban. Kaldi se dio cuenta de que sus cabras estaban en un estado de agitación un tanto extraño y se preguntó si podría deberse a lo que estaban comiendo en ese mismo momento. De este modo, decidió probar el mismo aquellos frutos tan extraños.

Tras ingerir los frutos, Kaldi también empezó a notar cierta inquietud en su cuerpo y decidió contarlo en la mezquita del pueblo. De esta manera, se empezaron a utilizar estos frutos extraños en forma de infusión, para conseguir así que la gente se mantuviera despierta durante la oración nocturna.

Expansión del café

¿A quién no le gusta una buena taza de café y sentir su aporte de energía por la mañana? Seguramente no fuera el principal motivo de la gran y rápida expansión del café pero seguro que uno de ellos sí.

La palabra café significa estimulante en árabe. La bebida de café procede de Etiopía, donde el café es cultura y leyenda. Rápidamente llegó a los países árabe, donde la primera persona que describió el café fue el médico y botánico alemán Léonard Rauwolf en 1583.

La expansión del café en el mundo islámico llego en una época en la que ya existían varios conflictos con la prohibición del alcohol en estos países, debido a su religión. Así que, tras la llegada de esta bebida, aparecieron las primeras cafeterías que se convirtieron en el lugar de reunión para los intelectuales, principalmente filósofos y letrados. Por ello, los imanes ortodoxos y conservadores quisieron prohibir el consumo del café.

Tras este acontecimiento, el café se empezó a exportar y a popularizar, llevando el consumo de café a la expansión y aconteciendo la llegada del cafe a Europa. Algunos sacerdotes católicos lo bautizaron como una amarga invención de Satanás, ya que lo veían como un posible sustituto del vino. No fue aceptada para el consumo de los católicos hasta que el papa Clemente VIII probó la bebida y la bautizó simbólicamente.

En el sur y oeste de Europa se observó una mayor tolerancia y en la década de 1650 se comenzaron las grandes exportaciones de café a Inglaterra. El aumento exponencial de comprar café trajo consigo la apertura de cafeterías en Oxford y en Londres cambiando para siempre la historia del café en el mundo.

Historia del café

Popularidad del café en occidente

¿Cómo ganó el café tanta popularidad en el mundo de occidente? Gracias a su gran sabor.

Durante el siglo XIX, la bebida se hizo tan popular en Europa, que personas en consumir café provocaron más demanda que oferta y se tuvieron que realizar cultivos de exportación para satisfacer la demanda europea.

Las principales regiones productoras de café son América del Sur, Vietnam, Kenia y Costa de Marfil. Actualmente son Colombia, Brasil y Perú quienes se llevan la corona, ya que poseen numerosas plantaciones de café de altísima calidad que están empezando a ganar reconocimiento mundial.

Y bien, tras repasar la historia del café ¿creéis que el mundo podría vivir sin café ahora que nuestros paladares lo han saboreado? Nosotros creemos que no.


Otros artículos que te pueden interesar