Cápsulas

Envío GRATIS en pedidos superiores a 29€

Preparar café de cápsulas es una opción rápida sin perder la calidad de tu bebida favorita. De hecho, en Cafés El Criollo, cuidamos el proceso de selección de granos de café para elaborar las cápsulas porque sabemos que el tipo de grano y cómo es tratado marca la diferencia en el resultado final.

En Cafés El Criollo, podrás encontrar una amplia selección de cápsulas de café para disfrutar de una buena taza en cualquier momento.

La elaboración del café en cápsulas es similar al de cualquier otro café molido. Se hacen pasar los granos de café por un proceso de limpieza para eliminar polvo y otras impurezas. Tras ello, se tuesta de forma natural el café y, finalmente, se muele.

Los últimos pasos de la fabricación del café en cápsulas será la introducción del mismo en la cápsula, preservando las condiciones necesarias de calidad para garantizar la conservación óptima del café.

Actualmente, en el mercado podemos encontrar diversas cápsulas para café. En su mayoría, están pensadas para ser utilizadas con una máquina de café en concreto. Se puede distinguir entre cápsulas cautivas o exclusivas -pensadas para un tipo de máquina únicamente- y cápsulas abiertas o no exclusivas -que cuentan con un abanico amplio de modelos y marcas de máquinas de café-.

No obstante, se puede realizar también una distinción en cuanto a los materiales utilizados en la fabricación de estas cápsulas de café:

Cápsula de aluminio

Se trata de cápsulas en forma de pequeño cuenco y que están selladas con una capa fina del mismo material. El café de su interior es protegido a través de otra capa fina de plástico inocuo que lo protege del exterior.

No se puede apreciar el producto, si está cerrada la cápsula.

Cápsula de plástico

Aunque en el mercado hay diferentes cápsulas de plástico, en todos los casos se utiliza uno apto para uso alimentario. Fabricadas en polipropileno biodegradable, este tipo de plástico resiste al calor y termina descomponiéndose sin contaminar.

Tras haber consumido el café del interior de las cápsulas, la mejor decisión es reciclarlas. Para ello, se debe realizar de forma correcta.

Existe la opción de llevarlas a la tienda oficial donde fueron adquiridas, puesto que muchas de estas empresas han puesto en marcha iniciativas de recogida de cápsulas utilizadas.

Si no es posible, se deberá vaciar de los restos de café y tirarlas al contenedor amarillo; si todavía hay cápsulas con el contenido original, se deberá tirar en el cubo gris.

Asimismo, puedes informarte en tu punto limpio porque hay algunos que sí lo permiten.