Cata a la brasileña

Sistema de cata utilizado en Brasil y, con ligeras variantes, en todo el mundo cafetero. Se lleva acabo en los establecimientos exportadores de café y en las plantaciones. Fundamentalmente se realiza así: Parte de una muestra de 300 gramos se tuesta hasta un punto muy corto, que alcance un color amarillo/crema, el resto se conserva verde como referencia. Se muele bastante grueso. En unos diez o doce recipientes se pone agua muy caliente, alrededor de 150 cc. y 10 gramos de café, lo mismo en todos los vasos. Se deja unos minutos reposar, se quita el café que aparece flotando en la superficie y se va tomando con una cuchara especial sorbos muy fuertes para que el sabor penetre en la boca muy rápidamente. Estos sorbos son particularmente ruidosos y causan extrañeza en el profano que asiste a una de estas catas por primera vez. Una vez ha pasado el café por la boca (décimas de segundo), se escupe para no acumular gran cantidad de cafeína. De esta cata saldrá el café clasificado como Mole, Duro, Riado, Río o Río Zona (en Brasil) Con este trabajo el catador aprecia las características del café que va a ser objeto de una transacción comercial, y por lo tanto cómo valorarlo económicamente.

« Back to Glossary Index
¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on pinterest
Pinterest